Bienvenidos al blog de DiscoSur!

Bienvenidos!
Somos el primer equipo de Ultimate Frisbee de Argentina, y desde 1998 estamos creciendo en la difusión y competencia del Ultimate en Bs. As. Mediante este Blog queremos invitarlos a conocer el Ultimate, formar parte de nuestro equipo, y al mismo tiempo informarlos sobre las actividades que organiza Discosur para seguir creciendo. Los esperamos todos los Sábados en el campo de deportes de Ciudad Universitaria de la UBA.

Los comienzos del Ultimate Frisbee en la Argentina se remontan al año 1997 cuando Demian Hodari, un estadounidense viviendo en Buenos Aires, decidió que quería continuar practicando el deporte que tanto lo apasionaba. Así fue que Demian y algunos de sus amigos conocedores del Ultimate se reunieron un Domingo en el Aspen Suites Apart-Hotel (Esmeralda y Paraguay) para charlar al respecto. Ese mismo día, luego de ponerse de acuerdo, salieron en una Van a buscar un lugar en los bosques de Palermo para jugar. La cita era entonces todos los Domingos; un par de horas de Ultimate, y un par de tragos después. Habiéndose establecido un día de juego fijo, nuevos jugadores pudieron acercarse a practicar el deporte. En un principio la difusión se daba entre los mismos extranjeros, de boca en boca. El próximo paso fue la publicación del lugar y horario en la página de la UPA (http://www.upa.org/pickup), y así fue que empezaron a llegar más jugadores internacionales, que aprovechaban su paso por Buenos Aires para pasar un buen rato en los bosques de Palermo. En un principio la cantidad de jugadores no pasaba los ocho, pero luego de seis meses el número ya alcanzaba los 20. No fue fácil lograr que los futbolistas respetaran los tímidos conos que delimitaban la cancha, pero con el hábito y la constancia, obtuvieron el respeto que necesitaban. La cancha tampoco era la ideal: los días de lluvia la cancha se sumergía en más de 20 centímetros de agua, pero claro está que esto no desanimaba a los amantes del Ultimate. El juego era competitivo pero social: se trataba de pasar un buen rato con un grupo de amigos. Entre los pioneros del Ultimate en Argentina se encuentran: Demian Hodari, Andrea Yaryura, Terry Perrone, Matthew “Matt” Schechter, Paola Messina, Josh Weinrobe, Lisa Flores, Roberto Matarazzo, John Culleton, Scott, Ezequiel (primo de Demian), Fabian, Ken Wolf, Joel Sanders. La mayoría de los primeros jugadores eran extranjeros que se encontraban trabajando en las empresas multinacionales que abrieron sucursales en Argentina.[1] Así, las estadías nunca eran muy prolongadas; había un constante recambio de los integrantes del grupo, y esto impedía un crecimiento fuerte de la actividad. Tal fue así que el mismo Demian, luego de dejar la semilla del Ultimate, volvió a los Estados Unidos. Su sucesor en el crecimiento del Ultimate de nuestro país fue Scott, quién estaba particularmente interesado en sumar jugadores locales para que fuesen ellos quienes continuaran desarrollando el deporte. Fue bajo estas circunstancias que en una de las tantas fiestas de las que participaba la “comunidad” del ultimate, Scott conoció a Daniel Prieto. Luego de varias invitaciones para que conociera el deporte, Dani rompió su escepticismo y fue a ver de qué se trataba este deporte novedoso. Esa primera vez le alcanzó para que el deporte lo atrajera, y en menos de un mes ya había sumado a otro jugador argentino, un amigo de la infancia de Comodoro Rivadavia. Se trataba de nada menos que Martín Muck (Hammer-Time). A finales de 1999, Scott se va de Argentina por cuestiones laborales, pero no sin antes organizar una reunión de despedida, en donde deja un frisbee oficial Discraft con la leyenda “La Buena Onda”. Esta frase simbolizaba para Scott la suma de los momentos vividos con la comunidad de Ultimate aquí en Argentina. Luego de que Scott dejara el país, Dani tuvo un accidente en moto que lo alejo de las canchas un tiempo. Por otro lado, las épocas de crisis económica y social que vivía Argentina se tradujeron en menos jugadores extranjeros. Fue en ese momento cuando Scott, desde el exterior, le dijo a Daniel (en recuperación) que tenía que asumir un rol protagónico en el grupo. Desde su perspectiva el equipo debía pertenecer a Argentina y a los jugadores argentinos; y era allí donde Dani se volvía una pieza clave. Esta confianza que Scott le depositó a Dani le brindó la energía necesaria para que luego, junto a su compañero Martín, pudieran convertirse en los primeros abanderados del Ultimate Argentino.
[1] Durante la década del 90´ muchas empresas multinacionales se expandieron abriendo sucursales en otros países. La Argentina fue la base latinoamericana de habla hispana de muchas de estas empresas (especialmente de las de origen Estadounidense).
.
.
S.P.
I.M.

1 comentarios:

sabi dijo...

buenaa santi, se espera la 2da parte!!!